Discurso de la Comisaria Dalli «Hacia la inclusión 2020: ¿Cuál es la visión del futuro de la desinstitucionalización y el papel de la UE?»

La Comisaria de Igualdad Helena Dalli dio un discurso en la conferencia "Towards Inclusion". Aquí puede encontrar la traducción al español.

Discurso de la Comisaria Dalli ``Hacia la inclusión 2020: ¿Cuál es la visión del futuro de la desinstitucionalización y el papel de la UE?``
La Comisaria de Igualdad Helena Dalli dio un discurso en la conferencia «Towards Inclusion». Aquí puede encontrar la traducción al español:

 

Distinguidos invitados, queridos colegas, 

Hace diez años, el Grupo de Expertos inició una «larga marcha», no a través de las instituciones, sino desde las instituciones hacia la libertad. 

Sr. Spidla, usted dio los primeros pasos en este camino. 

Gracias por ello. 

Y les doy las gracias a todos los que están hoy aquí. 

Miembros del Grupo de Expertos Europeos. 

En los últimos diez años, ustedes han sido defensores incansables de esta importante causa. 

Ustedes pusieron este tema en el mapa. 

Ahora debemos continuar el camino. 

En Europa, la gente sigue viviendo en instituciones: 

  • Gente que no tiene hogar, 
  • que tiene discapacidades, o 
  • problemas de salud mental. 

Y es muy preocupante que 345.000 niños vivan en instituciones, a pesar de que es bien sabido que las instituciones ponen en riesgo el desarrollo físico y mental de los niños. 

«Cuidado institucional» es una contradicción en los términos. 

Ninguna atención institucional es mejor que la atención basada en la comunidad, la atención familiar o la atención personal. 

No queremos un «cuidado» que esconda a las personas y las fuerce a la dependencia. 

Queremos empoderar a la gente y fomentar la independencia. 

Daré el ejemplo de una mujer joven: Caroline.   

Gracias a la ayuda de sus padres, ahora vive sola. 

Tiene un trabajo a tiempo parcial limpiando casas y por las tardes puede hacer lo que realmente le gusta: nadar. 

 

Es feliz y está totalmente integrada en la sociedad. 

Nada de eso podría haber sucedido si hubiera estado en una institución. 

Todos conocemos historias como ésta. 

Tenemos que sacar a la gente de las instituciones y llevarla a la comunidad. 

 

Primero porque es lo correcto. 

Las personas con discapacidad tienen derecho a una vida independiente. 

Tienen derecho a ir a las mismas escuelas, a los mismos doctores que todos los demás. 

  • La Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño del año pasado subraya el derecho de los niños y niñas con discapacidad con respecto a la vida familiar. 
  • La Unión Europea y todos los Estados miembros firmaron la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. 

Esta convención refuerza el derecho a una vida independiente. 

  • Todos tenemos el deber legal y moral de respetar plenamente la convención. 

 

En segundo lugar, necesitamos sacar a las personas de las instituciones porque es lo más sensato. 

Necesitamos que todos contribuyan a la sociedad y a la economía. 

Necesitamos el talento de todos, para que Europa prospere. 

Debemos actuar juntos para que cada ciudadano pueda alcanzar su pleno potencial. 

Las discapacidades no reconocen fronteras. 

No puede haber europeos de segunda clase. 

Hay muchas cosas que debemos hacer. 

Sólo podemos diseñar políticas eficaces basadas en hechos. 

¿Cuántas personas viven en instituciones? 

Es realmente preocupante que no existan estadísticas europeas en este ámbito. 

Necesitamos estos datos. 

 

Estamos trabajando con Eurostat para obtener estas estadísticas. 

No es tan sencillo como parece. 

Eurostat tiene que pedir a los Estados miembros que proporcionen los datos. 

El resultado es una compleja discusión con las oficinas nacionales de estadística sobre el método y el procedimiento. 

Pero ustedes pueden ayudar: digan a los Estados miembros que necesitamos estos datos. 

Dígales que es urgente. 

No se trata sólo de cifras, sino de la vida de las personas. 

También tenemos que seguir sensibilizando a la población. 

Hasta ahora han hecho un buen trabajo. 

Pero con demasiada frecuencia, la gente sigue pensando que las instituciones son lugares seguros. 

La gente piensa (a veces con las mejores intenciones) que las instituciones protegen a los niños y las personas con discapacidad del mundo exterior. 

Especialmente a las personas con discapacidad intelectual. 

Pero las personas tienen derecho a vivir de manera independiente y en una comunidad, y a disfrutar de ello, y es allí donde realmente florecen. 

También, y lo que es más importante, porque se trata de una revisión de la realidad: 

No podemos enviar a la gente fuera de las instituciones, a las calles. 

Tenemos que asegurarnos de que haya una alternativa. 

Y en muchos lugares, todavía queda mucho trabajo por hacer en este sentido. 

En los últimos 10 años, en la Comisión Europea hemos utilizado todos los medios a nuestro alcance para cumplir con nuestra obligación de garantizar una vida independiente. 

Luchamos contra la segregación y apoyamos la inclusión con 

  • Nuestra Recomendación de 2013 sobre la inversión en la infancia 
  • Las conclusiones del Consejo de 2017 sobre el apoyo comunitario 

La vida independiente es fundamental para la Estrategia Europea de la Discapacidad, que es nuestra principal herramienta para aplicar la Convención de la ONU. 

 

Asimismo, es fundamental para el Pilar Europeo de Derechos Sociales, que promueve la inclusión, la accesibilidad y la independencia en la educación, el trabajo, la vivienda y los servicios esenciales, así como la atención integrada y centrada en la persona. 

Nuestra directiva sobre conciliación familiar apoya a las personas que cuidan a familiares con discapacidad. 

Nuestros Fondos Estructurales y de Inversión Europeos son una fuerza impulsora para ayudar a las personas a salir de las instituciones. 

Por ejemplo, apoyando los servicios comunitarios. 

También utilizamos el Semestre Europeo, nuestro ciclo anual de coordinación de políticas económicas y sociales. 

Recientemente hemos dado a quince Estados Miembros una Recomendación Específica de País sobre los cuidados de larga duración, que incluye referencias a la deinstitucionalización. 

Por supuesto, necesitamos hacer mucho más. 

La vida independiente consiste en crear una sociedad inclusiva. 

También se trata de una atención de calidad. 

La Presidenta von der Leyen defiende la igualdad como uno de los valores comunes en el corazón de la Unión Europea. 

Estoy orgullosa de ser la primera Comisaria Europea para la Igualdad. 

Lucharé por una Europa sin discriminación. 

Me preocupan especialmente las personas que se enfrentan a una doble discriminación y a un doble desafío. 

Por ejemplo: Las mujeres con discapacidad, que tienen menos posibilidades de encontrar un empleo y corren un mayor riesgo de pobreza que los hombres, con o sin discapacidad. 

La igualdad no sólo se refiere a la igualdad de trato, sino también a la inclusión social. 

También se trata de ofrecer nuevas oportunidades.   

Hace apenas dos días, la Comisión adoptó su Comunicación sobre Una Europa social fuerte para unas transiciones justas. 

Esto deja claras nuestras ambiciones sociales y proporciona un calendario para nuestras iniciativas previstas. 

Y me complace informarles de que anuncia una nueva Estrategia de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad para 2021. 

 

Ya he creado un Grupo de Trabajo para la Igualdad, para asegurar que la igualdad de trato y la inclusión sean primordiales en todas las políticas de la Comisión. 

La vida independiente es una condición previa para la igualdad de trato y una piedra angular de nuestro programa de igualdad. 

Nos aseguraremos de que la vida independiente figure en todo nuestro trabajo presente y futuro:   

  • En la estrategia de discapacidad reforzada, que construiremos tras la evaluación de la presente estrategia. 
  • En nuestro Plan de Acción para aplicar el Pilar Europeo de Derechos Sociales. 
  • En nuestros informes de país y recomendaciones políticas en el Semestre Europeo, que vincularemos más estrechamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

Objetivos como la lucha contra la pobreza, la educación inclusiva y la reducción de la desigualdad son muy relevantes para la vida independiente. 

  • A través de nuestros fondos europeos, donde en nuestro próximo período de programación tenemos una oportunidad aún mejor de asegurarnos de que cada céntimo previsto se gaste en la vida independiente. 

Vincularemos nuestros fondos a nuestras recomendaciones en el Semestre Europeo. 

Además, a través de la evaluación de las condiciones habilitantes relevantes, nos aseguraremos: 

  • Que los fondos se apliquen de manera eficiente y eficaz, de conformidad con la Carta de la UE sobre los derechos fundamentales y la Convención de las Naciones Unidas; y 
  • Que todos los Estados Miembros dispongan de un marco estratégico nacional para la inclusión social y la reducción de la pobreza, incluida la pobreza infantil, que incluya un cambio hacia la vida independiente. 

Con el mismo espíritu, estamos preparando una Garantía Infantil para asegurarnos de que todos los niños y niñas de Europa tengan acceso a la atención sanitaria y a la educación. Esto también cubre a los niños que actualmente viven en instituciones. 

 

Estimados colegas, 

Compartimos una visión común sobre la vida independiente. 

Sé que no será fácil hacer realidad esta visión. 

El camino es largo, y sólo podemos dar pasos medidos. 

Pero estoy muy feliz de trabajar con ustedes en el camino hacia esta noble meta: 

Una Europa donde la gente viva libre e independientemente, sin importar su discapacidad. 

Search
Archives
back-to-top